Consejos previos a la reclamación judicial de una deuda

A pesar de que la reclamación judicial de deudas es el método más efectivo para la recuperación de cantidades impagadas existen una serie de consejos que se deben tener en cuenta antes de iniciar la reclamación en vía judicial para lograr una mayor tasa de éxito en la recuperación.             

Los siguientes consejos pueden ser de gran utilidad para empresarios y autónomos cuando tienen que hacen frente a los temidos impagos.

  1. Preparar toda la documentación que acredite la deuda. Es necesario que antes de iniciar la reclamación la deuda esté documentada de forma adecuada mediante facturas, albaranes, pedidos, presupuestos o cualquier otro documento que acredite la relación contractual y el origen de la deuda. Si la deuda no está correctamente acreditada será más complicado que prospere la reclamación.

 

  1. Relevancia de los documentos de entrega o que acrediten la prestación de los servicios Servirán para reforzar la posición jurídica del demandante y reducir las opciones para una eventual oposición al pago del deudor. Es conveniente que estos documentos reflejen la mayor información posible, especialmente importante es que figuren el detalle de los productos entregados o los servicios prestados, así como la fecha de entrega o de prestación de los servicios y la firma a conformidad del cliente. Igualmente, es necesario que haya una relación entre estos documentos y la factura emitida.

 

 

  1. La reclamación extrajudicial previa es recomendable. Pese a que no hay necesidad de reclamar la deuda de forma extrajudicial antes de iniciar la reclamación en los Juzgados, es recomendable que haya una reclamación previa al deudor. En algunas ocasiones puede ser de utilidad para conocer los motivos por los que el deudor no hace frente a la factura impagada y poder anticipar posteriores movimientos.

 

  1. Existe la posibilidad de recuperar el coste de la reclamación judicial. Si se celebra un juicio, cuando haya oposición del deudor, puede haber una condena en costas al deudor, lo que se traduciría en que sería el demandado el que abone el coste de la reclamación al demandante.

 

 

  1. No siempre el deudor pagará de forma voluntaria con la interposición de la demanda de monitorio. Si el deudor opta por no pagar una vez recibido el requerimiento de pago en el marco del proceso monitorio, será necesario interponer una demanda ejecutiva, donde se solicitará el embargo de los bienes del deudor de forma que se ejecuten dichos bienes para recuperar la cantidad impagada.

 

  1. Se puede recuperar el IVA de las facturas impagadas¸ cuando se cumplan los requisitos previstos legalmente y siempre que se interponga la reclamación en los plazos establecidos.

 

 

  1. No se debe esperar al último momento para iniciar la reclamación. Este consejo es fundamental, ya que en muchas ocasiones se deja pasar demasiado tiempo antes de iniciar la reclamación judicial, lo que se traduce en una mayor dificultad para cobrar la cuantía adeudada. Si la reclamación judicial se inicia con agilidad la tasa de éxito es mayor. Por tanto, es fundamental actuar con rapidez, ante el impago o la negativa al pago de la factura hay que actuar con diligencia y poner el caso en manos de expertos en la reclamación de facturas impagadas para un mejor asesoramiento. Desde RecuperaDeudas ofrecemos la nueva solución para impagados y morosos.